Como viajar gratis por el mundo, conoce el secreto de Michael Wigge

Las Vegas city

¿Es posible hacer viajes gratis por el mundo?, ¿conocer países y culturas es solo para los ricos?, ¿cómo diablos voy a poder viajar sin un centavo por el mundo?, son preguntas que posiblemente ronden por tu cabeza, pero la respuesta a todas las interrogantes  la da Michael Wigge, y su secreto para lograrlo es “No ser orgulloso” sí, solo eso, ahora conoceremos por qué.

Un buen día el periodista alemán  Michael Wigge decide decide viajar a Berlín sin una moneda en los bolsillos, para lograrlo utilizo una herramienta  que tenemos todos los humanos,  alzo una de sus manos con el dedo pulgar  hacia arriba para que alguien lo traslade de un sitio a otro pudiendo recorrer de esta manera gran parte de Europa, y cuando había que viajar en avión  o barco hacia trabajos ocasionales que finalmente le permitieron continuar su viaje por América del Norte y Sudamérica.

El viaje por el mundo duro 150 días, y pudo conocer 11 países, incluso llegó a la Antártida dentro de ese periodo, fueron mas de un centena de lugareños que le ofrecieron un lugar donde pasar la noche, comida y transporte, sorprendiéndose gratamente de lo que conseguía cuando pedía un favor; aunque planifico detalladamente el viaje dependió de la bondad de las personas durante todo el recorrido.

¿Cómo consiguió el dinero para los boletos de avión, barco y otros gastos?, trabajó en lo que viniese, trabajo en restaurantes por un día de alimentación,  cambio aceite en una sala de motores, participo en una batalla de almohadas en Las vegas por un dólar, hasta cobro a turistas por empujarlos en las calles empinadas de San Francisco, como anecdota cuenta lo que le sucedió en Machu Picchu:

“Fue un desastre. Fui el peor maletero en la historia de los Andes”, él no estaba acostumbrado a cargar carpas y alimentos con un peso de 25 kilos durante los cinco días de recorrido y a una altura de 4.000 msnm, Wigge se quedo sin energía por lo que se tuvo que disculparse con el equipo,  al tercer día ellos pusieron su equipaje en un caballo y  pudo caminar a ritmo normal.

La  Antártida fue el final de su travesía, es allí donde recién compra su pasaje de regreso a Alemania utilizando su cuenta bancaria, resultándole el viaje barato.

Fue una verdadera aventura todo lo que vivió Michael Wigge durante esos cinco meses y nos deja como lección que se puede hacer viajes gratis si dejamos atrás el orgullo y nos aventuramos un poco por el mundo.

¿Te decides hacer un viaje al estilo de Michael Wigge?, hazlo saber en los comentarios.

Deja un comentario