Bostezó muy fuerte y se dislocó la mandíbula

Holly Thompson es una estudiante de 17 años de Northampton-Inglaterra, sufrió un accidente peculiar mientras estaba en clases de política, al parecer era una materia que no le gustaba al punto que empezó a bostezar y como los músculos de su mandíbula estaban en reposo de disloco.

Holly no pudo conseguir ayuda en la escuela por lo que opto por ir al hospital más cercano, allí bajo la atención e la doctora Ejiro Obakponovwe le aplicó un tratamiento para relajar los músculos consistente en 27 palillos bajalenguas juntos con el objetivo que su boca se cansara y regresara a su posición normal.

El video explica cómo sucedieron los hechos desde que Holly estuvo en clases.

(vía)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Subir